Acerca del I Salón de Arte Digital 1999

 
 


El Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau se siente complacido al inaugurar este Primer Salón de Arte Digital. La muestra reúne las obras concursantes que se disputaron los premios otorgados y, al mismo tiempo, ofrece un rápido panorama de esta forma de creación artística que pone las nuevas tecnologías al servicio de la imaginación y de la belleza.

El evento, convocado por nuestro Centro con la colaboración del Comité Prográfica Cubana, invitó a cinco especialistas de diversos terrenos creativos para integrar el jurado que analizó las obras presentadas. Esa diversidad de puntos de vista sobre una forma de creación artística que está en pleno desarrollo -y por ello, en plena discusión, en pleno debate- resultaba un punto de partida imprescindible para acercarnos a este universo. Con ese mismo objetivo será organizado un taller, dentro del período en que las obras son mostradas en la Sala Majadahonda, para que los artistas participantes, los jurados y otros especialistas interesados puedan analizar, a partir de las imágenes en las paredes y en la pantalla de la computadora, los métodos utilizados, los alcances y los retos del arte digital.

Con este Salón nuestro Centro ofrece un espacio para mostrar y para reflexionar, que son dos momentos importantes dentro del acto creador. Nos satisface también que muchas de las obras hayan sido presentadas por jóvenes que comienzan a ver artísticamente el mundo que los rodea a través de los instrumentos de las tecnologías informáticas, en busca de la comunicación y de la belleza. No es posible cerrar los ojos ante las nuevas posibilidades que ofrece la técnica; es imprescindible debatir los alcances de esas posibilidades. A ese doble propósito apunta y apuesta el Primer Salón de Arte Digital.

Víctor Casaus
 

 
 

  Jurado:

José Gigio Esterás
Juan Moreira
Oscar Morriña
Iván Soca
Héctor Villaverde

 
 


ACTA DE PREMIACIÓN DEL I SALÓN DE ARTE DIGITAL

Se reúne el jurado constituido para entregar los Premios del PRIMER SALÓN DE ARTE DIGITAL que estuvo presidido por el diseñador gráfico Héctor Villaverde e integrado por el productor de multimedia José Esterás, el pintor Juan Moreira, el profesor de la Universidad de La Habana Oscar Morriña y por el ingeniero en computación Iván Soca. El jurado analizó los envíos al Salón teniendo en cuenta los valores artísticos y técnicos de los conjuntos presentados y a su vez los detalles de cada una de las obras y en consecuencia decidió otorgar los siguientes Premios:

Por integrar las herramientas digitales en forma armoniosa, logrando un envío de gran calidad estética otorga el

PRIMER PREMIO a Pavel Fernández Por la coherencia y expresividad del conjunto de su obra, así como la maestría artística demostrada otorga el

SEGUNDO PREMIO a José Gómez Fresquet (Frémez) Por el creativo uso de la tipografía como expresión artística generada por medios digitalizados otorga el

TERCER PREMIO a Ricardo Garcés y Alicia Gutiérrez

El jurado decidió también, atendiendo a la calidad de la obra presentada, otorgar una

MENCIÓN ESPECIAL a Jorge Chinique Moreno

MENCIONES a Dyango Chávez Cutiño y Rolando Morales

 

 

Participantes en el I Salón de Arte Digital

 

Dyango Chávez Cutiño
Ernesto Medina Jordán
Liset Cruz
Daniel Gutiérrez
José Gómez Fresquet (Frémez)
Eliezer Bravo Borrego
Ernesto Cisneros Sánchez
Ivan Batista Cadalzo
Jorge Chinique Moreno
Huberto Delestre
Javier Cuenca López
José Vega Delgado
Adalberto Puentes Rivero
París Volta Rodríguez
Rolando Morales
Lucas Martínez
Rafael Luís Andrés
Deborah Nofret Marrero
Alejandro Jiménez Pérez
Elvis G. Fuentes
Rubén Augusto Iglesias


Claudio Sotolonqo Méndez
Nelson Aguedo
Franklin Aguilar Matos
Alberto Jaime Rodríguez
Juan Carlos Pedreira Fernández
Ricardo Garcés y Alicia Gutiérrez
Ricardo Cabrera Sánchez
Pedro Luís Gómez Millo
César Towie Cuesta
Alejandro Rivera González
Pavel Fernández
Reinaldo Cabrera
Fidel Cordoví Díaz
Celso Corbillón
Santiago Pujol
Guillermo Bello
Jorge Saldivar
José Marcos Quevedo
Osmani Torres Martín
Eduardo Moltó
Ernesto Alejo Celis
Julio A. Mompeller
 

 
 

Opiniones del Jurado

 
 


Gigio Esterás :
BUENAS AVENTURAS

Hay que tomar en cuenta que muchos de esos artistas están haciendo sus primeras aventuras en el arte digital. Creo que el producto es increíblemente bueno. Muchas de las obras están a la altura de las que se hacen en arte digital en cualquier sitio del mundo. El historial de los artistas cubanos es muy conocido, en especial en las artes gráficas. Y la expresión cubana siempre ha llevado consigo una fuerza y un carácter reconocido y admirado. Creo que la computadora es una buena herramienta, no para darle más ímpetu a ese mensaje, pero sí para abrir unas cuantas puertas y como una forma más original de plasmar esa fuerza y ese carácter.

Juan Moreira:
EN LA IMAGINACIÓN, EL ARTE

Como Jurado del Salón de Arte Digital analicé los trabajos, pero sólo desde una perspectiva plástica. Un análisis de composición, diseño, color… Para mí, que sé poco de computadoras, fue sorprendente la calidad de las piezas, en especial las de Pavel. Lo importante es la idea. El dominio de la técnica puede ser mayor o menor, pero en la imaginación, en la concepción de la obra, está el Arte.

Iván Soca:
CON BUENA SALUD

Sobre el arte digital en Cuba tengo que decir que goza de muy buena salud. Creo que el uso de las herramientas y programas para concebir estas obras nos dice que el arte digital no es diferente del arte convencional, las herramientas son aún más difíciles de operar por ser estas totalmente virtuales. Lo que sí seguirá siendo siempre lo mismo es el verdadero arte de concebir, de crear, de proponer una idea.

Oscar Morriña:
UNA SEMILLA SILENCIOSA Y FECUNDA

La semilla ha germinado silenciosamente. Al llamado del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau respondieron casi cincuenta creadores, con más de ciento veinte obras. Asombra, en primer lugar, la versatilidad de los resultados a los que han llegado los diversos participantes. Las impresiones que se muestran en esta exposición sólo constituyen un pequeño índice de las casi infinitas soluciones que prometen las nuevas técnicas de digitalización. Lejos todavía nosotros de la realidad virtual, distantes aún de las últimas conquistas tecnológicas en la comunicación electrónica, estamos ya inmersos en el universo de la creación digital. Aceptar un espacio en este mundo nos obliga a renovar los conceptos y reajustar las valoraciones de la crítica de arte tradicional.
 

 
 

Imágenes del Taller del I Salón de Arte Digital